Alarmante: Continúan las bajas policiales en Trujillo

A nivel nacional la cantidad de uniformados que se retiran de las fuerzas armadas ha aumentado gradualmente, Trujillo no escapa de esta realidad, son varios los factores, pero es el mismo resultado, menos seguridad en las calles.

Más de 50 funcionarios policiales se han dado de baja de las Fuerzas Armadas Policiales de Trujillo (FAPET) en lo que va de año, prácticamente un oficial por día desde que arrancó el año 2019.

Está situación se debe a los bajos salarios y beneficios que actualmente recibe un policía estadal por sus servicios a favor de la ley, además de la presión política que se ha venido generando en los últimos meses, poniendo a los policías a elegir más que un empleo, un bando.

*La otra cara de la moneda*

Los oficiales policiales padecen varios problemas, los constantes acuartelamientos, que les resta tiempo de calidad con sus familias y los privan de poder realizar alguna actividad lucrativa extra para el sustento de sus hogares, como también las precarias condiciones de alimentación en los comedores que afecta su rendimiento en las actividades públicas que también se han repetido mucho durante este año.

Estas casi 60 bajas son de funcionarios que han puesto la renuncia, como lo establece el reglamento, pero existe otra cifra de policías que han dejado «abandonados» sus puestos de trabajo sin notificar a sus superiores, que actualmente realizan los expedientes administrativos para el despido. Entonces la cifra aumenta de forma alarmante.

Que esta cantidad ocurra en solo dos meses y unos pocos días es una pérdida considerable para la policía estadal, ya que cuenta con escasos 1.150 funcionarios para toda la entidad trujillana, una cantidad escasa para el número de población y el difícil relieve terrestre que deben resguardar. 

Valera Noticias.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: