Alerta para este fin de año: El ultimo brindis

En Venezuela los licores adulterados han cobrado la vida de 190 personas entre junio de 2018 y lo que va de 2019 a escala nacional

Para este fin de año la tradición en todo el país es realizar una cena y un brindis para festejar el cierre de ese ciclo de tiempo y la llegada de 365 días con nuevas oportunidades, pero en esta ocasión un enemigo ronda la mesa, para los trujillanos hay un riesgo latente, las poblaciones andinas tienen una larga tradición en cuanto a la creación de licores artesanales, pero esto se ha convertido en una ruleta rusa, por los altos costos de estas bebidas muchos criminales han comenzado a crear y distribuir sustancias tóxicas como si fueran tragos espirituosos habituales.
Estas bebidas alcohólicas no poseen ningún tipo de medida de salubridad, contienen sustancias que pueden llegar a ser tóxicas para el organismo, como la implementación de alcohol isopropílico, una fermentación con técnicas altamente cuestionables como las baterías usadas y el empleo de urea, formol y otros elementos de alto riesgo, para el bajo costo, “lo barato sale caro”.

Conteo de victimas

La cifra de fallecidos por el consumo de estas bebidas en el estado Trujillo, rondan las 30 personas, pero este número puede ser mayor, porque muchos de estos casos no son denunciados por vergüenza o por desconocimiento, los centros de salud de Trujillo capital, Valera, Boconó, la llamada Zona Baja y más, han sido testigos del incremento de intoxicaciones por este tipo de líquidos adulterados; hombres, mujeres y hasta menores de edad acuden cuando ya es muy tarde, pérdida de la conciencia, vómito, diarrea, intenso dolor de cabeza y hasta ceguera están en el abanico de síntomas que pueden llegar a ser mortales, situación que empeora en estas fechas festivas.

Advertencias médicas

La Doctora Ana Briceño, especialista en Medicina Familiar del municipio Boconó explicó al equipo de Valera Noticias sobre los problemas de estas bebidas para la salud.

¿Cómo reacciona el organismo ante la ingesta de este tipo de licores?

–En la adquisición de licores ilícitos, se encuentran los destilados de ron, las llamadas guarapitas, anís y el cocuy que es el más común, este se obtiene del agave, pero estos son procesados de manera inadecuada donde la destilación no es apropiada y agregan productos químicos como: urea, formol, alcohol isopropílico al 100%, metanol, ácido de baterías, entre otros, para acelerar el proceso de fermentación, no siendo aptos para el consumo humano. Estos productos al ingresar en el organismo alteran el PH de la sangre, no lo diluye, no pueden ser absorbidos y ocasionan acidosis metabólica, donde la persona puede tener convulsiones, deshidratación severa y shock.

¿El abuso de este puede acarrear problemas de salud a largo plazo?

–El metanol, sustancia extremadamente tóxica, en pequeñas dosis puede ser fatal, los daños por consumo de alcohol adulterado son irreparables, entre los que se encuentra daños a nivel neurológico y oftalmológico, uno de los más aparatosos es el daño del nervio óptico que conlleva a ceguera irreversible, a nivel neurológico, se puede llegar a una psicosis o a un síndrome demencial.

¿Cuáles son los síntomas de una intoxicación por este tipo de licor?

–Los síntomas de intoxicación por alcohol adulterado varían entre los primeros 40 minutos y las siguientes 72 horas después de ser ingerido, presentando: alteraciones visuales, mareos, convulsiones, dolor de cabeza, náuseas, dolor abdominal, dificultad para respirar, puede incluso evolucionar hasta el estado de coma.

¿Cuáles son los órganos que se ven afectados por esta sustancia?

–La ingesta de licores ilícitos puede traer consecuencias a la salud, y posteriormente daño a órganos blancos como: cerebro, hígado, corazón y páncreas, el deterioro orgánico, da paso al mayor de los riesgos, la muerte.

¿Qué medidas debe tomar quien está padeciendo una intoxicación por este producto?

–La persona que padece una intoxicación de este tipo debe consultar de inmediato al médico.

Precaución para las fiestas
Para cerrar la Dra. Briceño recomienda ingerir con moderación cualquier tipo de bebida alcohólica y detectar una botella adulterada de una original: la primera señal es el bajo costo, etiquetas maltratadas en la presentación de la botella o ausencia de las mismas, sellos de seguridad rotos, envases reciclados, sabor o color diferente al acostumbrado, en caso de restaurantes exigir al mesero que abra la botella en presencia de uno, comprar licores en sitios debidamente autorizados y nunca conducir en estado de ebriedad.

Siempre la cautela debe reinar en toda celebración, por lo que invitamos a cerrar este año 2019 con moderación y precaución.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: