Bachelet no supo del occidente del país

A pesar de las protestas por la falta de los servicios públicos, alto costo de la vida, la violación de derechos humanos y la crisis económica, la alta comisionada de la ONU, Michele Bachelet no supo de los padecimientos de los zulianos, tachirenses, merideños, falconianos y trujillanos

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michele Bachelet centró su fugaz visita a Caracas atendiendo en mayoría, los casos de las condiciones de los llamados presos políticos.

Pero no conoció de cerca las protestas diarias que se suscitan en los estados Zulia, Mérida, Táchira, Falcón y Trujillo por el acceso de la ciudadanía a los servicios básicos como agua, electricidad, gas doméstico y aseo urbano, además del alto costo de los medicamentos y alimentos, falta de dinero en efectivo, de atención de calidad en los hospitales y abuso de poder de los cuerpos de seguridad.

Aunque en ninguno de los mencionados estados hubo presencia de la ONU, la ciudadanía de igual manera salió a las calles. Valera, Trujillo y Miranda fueron parte de las localidades trujillanas que vencieron la apatía y salieron una vez a protestar, tanto en la vía pública como frente al gobierno municipal.

Con imágenes publicadas en Facebook y Twitter, por los dirigentes políticos del estado y diputados a la Asamblea Nacional Emilio Fajardo y Conrado Pérez @ConradoPerezL fueron tres días de toma de calle, con carteles, pitos y consignas contra la violación de derechos humanos.

En Valera lo hicieron en Las Acacias y avenida Bolívar, sector Centro mientras que en Trujillo tomaron la avenida Independencia, a una cuadra del Palacio de Gobierno.

Los residentes de El Dividive no aguantaron más tiempo sin electricidad ni agua, por lo cual protestaron en las instalaciones de la Alcaldía del municipio Miranda. En la zona panamericana se ha agudizado el suministro de electricidad debido a múltiples problemas en los centros de distribución, que no fueron atendidos a tiempo y no prestan servicio de manera regular.

La inclemencia del clima a más de 35 grados, sin electricidad y sin agua es una verdadera violación de derechos humanos.

La funcionaria Bachelet salió del país, y la crisis del venezolano al occidente del país se agudiza, sin que en Caracas y sus alrededores tenga algún efecto y menos en la ONU.

Patricia Araujo

Corresponsal de Comunidad Valera estado Trujillo Premio Municipal de Periodismo Pompeyo Oliva 2019 Estamos para servir. Contáctanos patriciaperiodistavalera@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: