El viacrucis continúa: merideños no ven luz, ni solución a la crisis por escasez de combustible

El viacrucis continúa, merideños no ven luz, ni solución a la crisis

Durante la primera semana donde comenzó a notar la escasez de combustible las colas para surtir apenas era de una o dos horas; conforme han pasado las semanas la situación ha ido empeorando, ahora son días o semanas sometidos a esta difícil situación solo para lograr llenar 40 litros de gasolina en las estaciones de servicio.

Las principales avenidas donde se encuentran la mayoría de las estaciones de servicio se han convertido en grandes estacionamientos, los merideños han improvisado campamentos para pernoctar mientras dura la cola, han llegado hasta a cocinar en las avenidas y a compartir como familia brindándose apoyo mutuo; van a casa a descansar otros cuidan los puestos en la cola.

La expectativa crece cuando se anuncia que se aproxima la gandola a la estación de servicio, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana toman la estación de servicio para controlar el orden público y así evitar cualquier alboroto; donde no faltan los vivos que intentan colearse.

La mayoría de las estaciones de servicio permanecen cerradas y a la expectativa, ahora hasta los propios ciudadanos cuidan durante la noche.

Solo alrededor de 5 % de las estaciones de servicio funcionan y pronto colapsan por la cantidad de vehículos. En los sectores al interior del estado andino están en peores condiciones.

Esta situación insoportable afecta a toda la familia; y es que hasta los más pequeños han dejado de asistir a las actividades escolares, deben en la mayoría de los casos acompañar la cola, o sencillamente porque no hay los medios para llevarlos a clase, o tampoco los docentes asisten debido a la misma problemática que también les afecta.

También bachaquean el combustible

Múltiples denuncias de los propios ciudadanos quienes han manifestado la venta de la gasolina, la pimpina de 20 litros de gasolina se cotiza en 25 dólares, lo que resulta en 1,25 dólares por litro, según varios testimonios.

Quedan pocos alimentos en los anaqueles

Es evidente las fallas de los inventarios de alimentos en supermercados y bodegas debido a que la falta de combustible ha generado que en la entidad 35% de los negocios permanezcan cerrados.

Turismo y Comercio no ven luz en esta hora menguada

Tanto la actividad turística como comercial en el estado Mérida se ha visto afectada debido a la situación del desabastecimiento de combustible.

Son pocos los turistas que llegan al estado andino y disponen de recursos para realizar visitas a los diferentes atractivos con los que cuenta la región.

También están paralizados los servicios públicos

El Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ULA), alertó que la falta de combustible genera consecuencias muy serias en Mérida. Además, las fallas en los servicios públicos mantienen paralizada a la capital de la entidad.

“Hay consecuencias gravísimas en el área educativa. Las universidades están sin clases. La ULA no está cerrada, pero los estudiantes no llegan. Se ha trabajado por redes sociales con las materias que se prestan”, dijo Mayda Hoccevar, directora de este organismo encargado de velar por el respeto de los Derechos Humanos.

Jesús Quintero, CNP 23.851, SNTP 7.857.- Corresponsalía Mérida

Jesús Quintero

Corresponsal VN - Estado Mérida. Información, denuncias, problemas comunitarios y acciones positivas por la ciudad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: