En entrega controlada por las Fapet fue abatido cobra vacuna en Pampanito

La víctima fue hasta el sitio con el supuesto dinero en una bolsa, bajo indicaciones de los maleantes vía telefónica, después de entregar se resguardó y la policía que acordonaba el sitio acorraló al delincuente.

Foto: Referencial.-

Un grupo de hombres se pasaba el teléfono para hablar con un comerciante de la ciudad de Valera a quien pretendían extorsionar. Según dijeron, eran miembros de una banda dirigida desde la cárcel de Trujillo.

Exigían dos millones de bolívares para no atentar contra su familia, aseguraron conocer los lugares que frecuentaban, hasta nombraron algunos para atemorizarlo. La víctima pensó que quizá era una broma pesada, pero a los días volvieron a llamarlo y ratificaron su amenaza.

El hombre negoció el monto, y lo redujo a un millón 300 mil bolívares, acordaron que el pago se realizaría ayer, bajo instrucciones de “los pranes”. Indicaron que debía ir en un taxi y bajar los vidrios de las ventanas en el camino para demostrar que iba solo, luego debía ir hasta un caserío en El Vegón de Pampanito.

Pese a las advertencias de los maleantes que lo exhortaron a no “llevar gobierno” al sitio, acudió a la policía y planificaron una entrega controlada. La Unidad de Investigación del Centro de Coordinación Policial Nº 2, dirigida por el Comisionado Wílmer Ramírez, bajo instrucciones del Comandante Orlando Villegas, elevó la denuncia a la Fiscalía, y días antes investigó las líneas telefónicas y ayer acordonaron la zona.

Al final del caserío había una escalinata en la montaña que conducía a la avenida principal, y hacia los lados había una salida al eje vial, a pesar de las vías de escape, una comisión de la Unidad de Investigación y la Brigada Motorizada, rodeó el lugar y acorraló al cobrador.

La víctima entregó el paquete y se resguardó, entonces actuó la policía, pero el cobrador iba armado, portaba una escopeta calibre 16mm, y enfrentó a la comisión que al repeler la acción lo dejó herido de gravedad. Lo trasladaron al ambulatorio local pero ingresó sin signos vitales.

 

Identidad falsa

Según la identificación que portaba, era José Antonio Araujo Díaz, residenciado en Las Delicias de Maracay, estado Aragua, pero las autoridades no confiaron en el documento, el sujeto se apodaba “El Cristian” y nada coincidía con el sobrenombre.

La investigación determinó que era Cristian Jhoan Mora Bastidas, de 25 años de edad, oriundo de La Matera de Carvajal, solicitado por el Tribunal de Control 6º del Circuito Judicial en Trujillo desde el 2013 por el delito de homicidio. Y con antecedentes penales por extorsión, ante la Subdelegación del Cicpc en el estado Mérida, registrado en el 2010.

 

Denuncie

Las autoridades exhortan a las víctimas de extorsión a denunciar el delito y confiar en los procedimientos para detenerlo. Un portavoz explicó que “pueden tener para pagarlo una o dos meses, pero aunque pague no dormirá tranquilo, trabajará para pagarles y cuando le falte lo atacarán y será más difícil ayudar”. – See more at: http://diariodelosandes.com/index.php?r=site/noticiasecundaria&id=48481#titulo

Diario de Los Andes.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: