España estudiará medidas junto a la Unión Europea tras proceso ilegítimo en Venezuela

El jefe del gobierno de España, Mariano Rajoy, anunció este lunes que su país estudiará “medidas oportunas” en el marco de la Unión Europea tras unas elecciones en Venezuela que no respetaron “los mínimos estándares democráticos”.

“España estudiará junto a sus socios europeos las medidas oportunas y seguirá trabajando para paliar el sufrimiento de los venezolanos”, escribió Rajoy en Twitter.

En las presidenciales del domingo, Nicolás Maduro salió reelegido hasta el 2025, pero con una abstención histórica, del 52%.

Según Rajoy, “no se han respetado los mínimos estándares democráticos” en el escrutinio.

La “desconfianza de una mayoría de los ciudadanos venezolanos” se tradujo “en una elevada abstención”, estimó en un comunicado el ministerio de Exteriores español, que resaltó “las graves irregularidades denunciadas por candidatos opositores y diversos sectores de la sociedad civil” en el sufragio.

Las elecciones, en medio de una profunda crisis social y económica en el país petrolero, fueron boicoteadas por la oposición, que las calificó de “farsa” para perpetuar a Maduro en el poder.

La Unión Europea (UE), una docena de países latinoamericanos, así como Estados Unidos y Canadá habían adelantado que desconocerían los resultados.

España y Venezuela normalizaron en abril pasado sus relaciones bilaterales, dañadas tres meses antes cuando Caracas expulsó al embajador español, una medida replicada días después por Madrid.

Caracas acusó entonces al gobierno conservador de Rajoy de promover sanciones de la UE contra siete altos funcionarios venezolanos.

Por otro lado, el líder opositor venezolano Antonio Ledezma, huido de su arresto domiciliario en Caracas a España en noviembre pasado, advirtió en declaraciones a la radio COPE que ahora la “narcotiranía” de Maduro “va a endurecer su represión” y seguirá “impulsando el éxodo” de venezolanos hacia el exterior.

AFP.-

Comunicado del Gobierno de España:

ELECCIONES EN VENEZUELA

Respecto del proceso de elecciones presidenciales y a consejos legislativos regionales desarrollado en Venezuela ayer día 20, el Gobierno español desea hacer las siguientes consideraciones.

En línea con lo indicado en la Declaración de la UE del pasado 19 de abril, para la celebración de elecciones libres, transparentes y creíbles era condición necesaria la concurrencia de una serie de elementos:

-participación en igualdad de condiciones de todos los partidos políticos y de todos los candidatos

-una composición equilibrada del Consejo Nacional Electoral que garantizara su imparcialidad

-un calendario electoral viable y acordado con las distintas fuerzas políticas

-el despliegue de misiones internacionales independientes de observación

-todas las garantías técnicas requeridas por los estándares internacionales.

Resulta evidente que en el proceso desarrollado en la jornada de ayer no se verificaron esos requisitos indispensables. La consiguiente desconfianza de una mayoría de los ciudadanos venezolanos en el proceso electoral, se ha traducido en una elevada abstención, que recogen incluso las cifras oficiales de participación.

A las deficiencias democráticas fundamentales de las que se partía, hay que sumar las graves irregularidades denunciadas por candidatos opositores y diversos sectores de la sociedad civil respecto del desarrollo de la jornada de ayer.

Por todo ello, de conformidad con lo señalado en la citada Declaración de la UE, España estudiará junto a sus socios europeos la adopción de medidas oportunas.

El gobierno de España no puede permanecer ajeno a la grave situación en Venezuela, que afecta a los casi 200.000 ciudadanos españoles que residen en el país, al conjunto del hermano pueblo venezolano y a los países iberoamericanos y caribeños que reciben la creciente emigración provocada por esa grave situación.

El gobierno de España llama de nuevo al gobierno venezolano a dar los pasos necesarios para una solución democrática, pacífica y negociada entre venezolanos, en el marco de su Estado de Derecho. En estrecha concertación con nuestros socios internacionales, apoyaremos aquellos intentos de negociación aceptados por todas las partes, en los que se demuestre con hechos la voluntad genuina de contribuir al regreso de Venezuela a la institucionalidad democrática, al respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales y a la búsqueda de soluciones que palíen la grave crisis humanitaria que afecta a la población venezolana.

Entre tanto subsista dicha crisis humanitaria, el gobierno de España seguirá articulando distintas medidas para paliar el sufrimiento de los ciudadanos venezolanos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: