Ex militar que solicitó asilo en EE UU fue deportado a Venezuela

La organización Veppex expresó su preocupación por las presuntas torturas a las que podría estar siendo víctima el ex funcionario

La organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) expresó este lunes su preocupación por el ex militar venezolano Helegner Tijera Moreno, que fue deportado el pasado viernes desde EE UU y detenido nada más llegar a Caracas.

«Tememos que pueda estar siendo torturado en los calabozos de la contrainteligencia militar», dijo a Efe el presidente de Veppex, José Antonio Colina, quien también perteneció a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y cuenta con estatus de refugiado político en EE.UU.

Según Colina, Veppex, organización con sede en Miami, está preocupada porque hay otros muchos venezolanos, ex militares entre ellos, a los que las autoridades migratorias están intentando deportar en estos días.

A juicio de Colina, actuar así con venezolanos que huyeron a EE UU es una contradicción con la política de la Administración de Donald Trump hacia el régimen de Nicolás Maduro.

«Hay casos de venezolanos que estaban cerrados administrativamente, con permisos de trabajo y solo la obligación de presentarse una vez al año ante las autoridades, que ahora están siendo revisados», indicó.

Helegner Tijera Moreno, de 39 años, que a su llegada a EE UU en septiembre de 2016 pidió asilo político y le fue denegado por un juez en primera instancia, estuvo recluido en un centro de detención para inmigrantes en Otero (Nuevo México), donde permaneció hasta su deportación.

En una conversación telefónica con Efe el pasado agosto, Tijera Moreno subrayó que todavía no había perdido la esperanza de recibir noticias positivas de un tribunal federal de Denver (Colorado) ante el cual recurrió dos fallos de denegación de asilo, pero se equivocaba.

Volver a Venezuela era «un gran riesgo» para él, ya que desertó de la FANB y además cuando formaba parte de sus filas fue acusado de «militancia política» por sus superiores, según había alegado en el proceso para obtener asilo.

Colina escribió en agosto pasado al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EE UU para pedir que no deportara a un ex militar venezolano «opositor» como Tijera Moreno porque sería como declararlo «condenado a muerte».

Si Helegner Ramón Tijera Moreno «fuera deportado hacia Venezuela, sufriría las torturas y los tratos degradantes que el régimen de Nicolás Maduro imparte a los presos políticos que están bajo su custodia», dijo el líder de Veppex en una carta dirigida a Ronald D. Vitiello, jefe de ICE.

La deportación de venezolanos desde EE UU aumentó 36 % por ciento entre 2016 y 2017 y en agosto, a falta de dos meses para que concluyera el año fiscal 2018, ya habían sido deportadas 258 personas de esa nacionalidad, según cifras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) citadas por la prensa de Miami.

El Nacional.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: