Huyó a Panamá de sus enemigos y al regresar al Zulia lo mataron

Boca arriba, con heridas de bala en la cabeza y a kilómetros de su hogar, terminó la historia de Eduardo Jhoan Oviedo Morales, de 23 años. Hace unas semanas regresó de Panamá a su tierra natal, municipio Santa Rita del estado Zulia.

El muchacho creyó que la deuda con las mafias de la Costa Oriental del Lago se había olvidado y no fue así. La noticia de su retorno sé divulgó rápido y por seguridad decidió mudarse a Maracaibo.

Sus enemigos tardaron poco en ubicarlo y enviaron a un par de sus sicarios. Lo sorprendieron el pasado lunes a la 1.00 de la tarde en el pulilavado Miracé, en la avenida 19B del barrio San José y ahí, frente a todos le dispararon y huyeron luego de cerciorarse de si deceso.

El crimen quedó grabado por las cámaras de seguridad, eso permitió a los detectives de la Policía científica conocer el número de sicarios que actuó y el vehículo en el que se desplazaban.

Tras los primeros interrogatorios, los detectives establecieron como móvil del crimen el ajuste de cuentas. Aún indagan qué le debía o qué tipo de inconvenientes tuvo Oviedo con las mafias de Santa Rita.

Jessika Ferrer / Corresponsalía Zulia.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: