Jubilados y pensionados arrecian protestas en Trujillo

Los reclamantes alegan que la asignación mensual de Bs. 40.638 no cubre gastos esenciales. Ayer solicitaron la mediación de la Defensoría del Pueblo para la promulgación de la Ley de Bono para Alimentos y Medicinas para Jubilados y Pensionados; hoy alzaron su voz de protesta en el CLET.

Los reclamantes solicitaron la mediación de la Defensoría del Pueblo (Fotografía: Juan José Castellanos)

Los jubilados y pensionados no cesan la lucha por justas reivindicaciones. Ayer protestaron pacíficamente en Valera, incluso consignaron un documento ante la Defensoría del Pueblo, abogando por el inmediato ejecútese de la Ley de Bono para Alimentos y Medicinas para Jubilados y Pensionados.

Hoy al cumplirse un año de la aprobación de la norma por parte de la Asamblea Nacional (AN) elevarán, sin violencia, sus petitorios al Consejo Legislativo del estado Trujillo (CLET). Asimismo, recordarán que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), según sentencia 327, declaró el carácter constitucional del estamento, y que hasta ahora el presidente Nicolás Maduro no le ha dado el correspondiente ejecútese.

“Con más hambre que ratón de ferretería”

La situación económica golpea, de forma contundente, a las personas de la tercera edad o enfermas que en otrora dieron lo mejor en su desempeños laborales y profesionales. Sin titubeos, Miguel Ángel Gil, indicó que “sin ánimos de exagerar pasamos más hambre que ratón de ferretería; la asignación mensual de Bs. 40.638 no nos alcanza, en cuestión de horas se esfuma, sin llegar a cubrir todos nuestros gastos”.

Espera que el denominado Presidente Obrero se coloque la mano en el corazón para aprobar y buscar los recursos necesarios, en aras de ayudar a la sobrevivencia de los jubilados y pensionados, tanto del sector público como el privado. “La verdad es que lo devengado es insuficiente; es muy difícil comprar comida, medicamentos, pagar servicios, adquirir ropa o calzado, menos recrearse”, agregó.

La gota de petróleo

La cacareada gota de petróleo debe otorgarse a los abuelos venezolanos, recomendó Giovanny Vielma, dirigente sindical. Desde su óptica los jubilados y pensionados merecen un trato digno, preferencial, no ser ignorados ni vejados por el gobierno de turno.

 

De Viva Voz

Miguel Ángel Gil, jubilado del MAT: “Sin exageración pasamos más hambre que ratón de ferretería; la asignación mensual de Bs. 40.638 no nos alcanza, en cuestión de horas se esfuma, sin llegar a cubrir gastos básicos”.

Giovanny Vielma, dirigente sindical: “La gota de petróleo debe otorgársele a los jubilados y pensionados, quienes aportaron durante décadas al desarrollo nacional y ahora pasan necesidades, sin obtener soluciones del gobierno”.

Diario Tiempo.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: