Las protestas no se apagan

  • Con luz o sin luz, haya agua o no, aunque falle la recolección de basura y falte el gas, las protestas prosiguen a diario.
En El Murachí se encendió la candelita otra vez
Foto: @yoerli2017
En Boconó los maestros piden contratación colectiva y salario justo
Foto: @jjluzardo

Con cacerolazos, pitos, gritos, quema de cauchos y concentración, las protestas en el estado Trujillo no se han apagado.

Por más de 12 horas sin electricidad ni agua, los vecinos de Las Acacias protestaron quemando cauchos frente a las residencias El Murachí.

En la ciudad de Valera el servicios de agua y electricidad falla constantemente, y la gente está pasando «las de Caín» para poder preparar alimentos y asegurar la higiene diaria.

Cacerolazos, pitos y gritos se escuchan entre San Rafael y San Luís cada vez que llega la electricidad, casi siempre después de las 10pm.

Con mechurrios y fogones la gente en La Montañita, vía a Las Lomas ilumina las calles y comunidad, para no estar » como boca de lobo».

En Boconó quiénes continúan protestando por sus sueldos y contrato colectivo, son los maestros. Esta semana van dos manifestaciones, una frente a la sede del llamado municipio escolar donde funciona la supervisión de la red Boconó, y otra protesta frente a la alcaldía.

Patricia Araujo

Corresponsal de Comunidad Valera estado Trujillo Premio Municipal de Periodismo Pompeyo Oliva 2019 Estamos para servir. Contáctanos patriciaperiodistavalera@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: