Madre de “El Guajiro de Santa Cruz”, me enteré por la radio de su muerte.

La noche del miércoles se llevó a cabo una supuesta persecución para dar con el paradero de Luis Alberto Flor (28), alias “El Guajiro de Santa Cruz”, quien presuntamente se había fugado de la estación policial por la ventanilla del baño.

María Marlene Flor, madre de Luis Alberto, aseguró que su hijo no intentó escapar. / Gráficas: Edgar Alviso.

En La Quebrada del municipio Urdaneta, se suscitó un supuesto enfrentamiento que dejó muerto a Luis Alberto Flor (28), apodado “El Guajiro de Santa Cruz”, quien presuntamente se fugó en la mañana de la estación policial donde estaba recluido desde hace ocho meses. Una comisión le hizo frente en horas de la noche y cayó abatido, pero la policía aseguró que había un sujeto armado junto a él, asociado a la banda “El Avión” también conocida como “Los Sanguinarios de Santa Cruz”.

María Marlene Flor, madre de Luis Alberto Flor, apodado “El Guajiro de Santa Cruz”, aseguró que visitó a su hijo como en un día cualquiera, ella se dispuso a llevarle comida, e hizo saber que Luis Alberto le pidió comida empaquetada para hacer el fin de semana, ya que podía cocinar ahí en el calabozo. “El lunes tenía audiencia a la 1:30pm, así nos informó el abogado. Le iban a dar casa por cárcel”, dio a conocer la madre del occiso.

“Llegué a las 10:00am a visitarlo, pero me sacaron a las 11:00am. Él me entregó una carta que había escrito para mí mientras hablamos en el horario de visita. En ningún momento me tocó el tema de querer escapar o darse a la fuga”, comentó. La ama de casa se marchó tranquila a su hogar, pero al día siguiente, en horas de la mañana, escuchó por la radio que un recluso se fugó de un calabozo y había sido abatido por las autoridades en un enfrentamiento.

Katiuska Villegas, esposa de “El Guajiro de Santa Cruz”, manifestó sentirse atropellada por las autoridades. “A mi esposo lo mataron porque les dio la gana, él iba a salir en libertad el lunes por la tarde y por eso lo mataron, no querían verlo en la calle”, dijo. “Lo asesinaron a las 5:00pm y lo llevaron a la morgue a las 11:00pm para fingir, montar el teatro de que se había fugado y así poder decir que fue en un enfrentamiento”, explicó.

Cuentas con la ley

Luis Alberto Flor estaba privado de libertad por el delito de homicidio intencional calificado y robo agravado. Estuvo preso un año y dos meses en la cárcel de Trujillo, pero por una orden fue trasladado a un calabozo en el sector La Quebrada del municipio Urdaneta, donde estuvo ocho meses privado de libertad. Flor se ganaba la vida vendiendo dulces de leche, vivía en Santa Cruz, municipio Valera y dejó dos hijos.

Diario de Los Andes.-

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: