«Me amenazan de muerte y temo por los míos»: denuncia periodista zuliano

Aunque tiene 29 años de experiencia en la radio con programas dirigidos a las denuncias de las comunidades y de críticas fuertes a las gestiones de alcaldes, gobernadores y al gobierno nacional, Jose Andara Rivas, periodista zuliano, confiesa que es la primera vez que siente temor por su vida y la de los suyos.


«Las amenazas y los amedrentamientos han sido constantes me obligaron a dejar mi casa, mi trabajo, mi profesión. Pero aún desde la distancia continúo recibiendo amenazas de muerte», detalló el comunicador social, quien jura que no había hecho pública su situación para no alarmar a sus dos hijos y su exesposa.
«Me amenazan de muerte y temo por los míos. Yo me alejé con mis hijos de aquello. Pero tengo cuatro hermanos que son vulnerables».


El periodista no recuerda con exactitud cuántas amenazas ha recibido. Asegura que en el ejercicio de su profesión y desde que empezó con Notipin, transmisión de noticias y denuncias por cadenas de pin y luego de WhatsApp, han intentado amedrentarlo. Nunca hizo caso. Pero a comienzos de 2019 ciertos acontecimientos dejaron de parecerle irrelevantes.


«Acaba de salir de la cabina de transmisión en la radio. Ese día dedicamos el programa a la crisis eléctrica en la región. Recibí el primer mensaje en el teléfono: ‘poco a poco te mataremos»‘.


El comunicador social no le dio importancia hasta que unos compañeros le dijeron que unos motorizados armados rondaban el edificio El Regional del Zulia, en la 8 -Santa Rita-, en Maracaibo. Indicó que esperó un tiempo prudencial para salir y las precauciones necesarias para no poner en riesgo su vida.


«Pedí a uno de mis contactos policiales que me buscara información sobre el número de teléfono de la amenaza. Sorpresa que en la noche me atacan tres hombres, me apuntan con una pistola y me quitan el aparato. Antes de montarse en una Toyota, blanca, me juraron que me matarían si seguía dañando el proceso».
El periodista asegura que decidió denunciar.

Pero cercanos al Sebin y a otros cuerpos de seguridad no se lo recomendaron. Las amenazas siguieron. Pese a que cambió de número de teléfono. Ahora le mencionaban las rutinas diarias de sus hijos y su exesposa. «Un amigo del Sebin me recomendó migrar luego de que me interceptaran cuando iba en el carro hacia la casa».


Con ayuda de un pastor amigo migró a otro país. Pero las amenazas no cesaron. Andara comentó que unos funcionarios amigos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) lo contactaron para decirle que se cuidara, una banda lo busca para matarlo por sus últimas publicaciones sobre extorsiones y atentados contra comerciantes y la corrupción en los cuerpos de seguridad.


«Yo estoy fuera de Venezuela. Pero las amenazas, de lo que presumo sean colectivos y hampa organizada, pone en riesgo a los cuatro hermanos y sus hijos. Ellos siguen en Maracaibo y son blanco fácil», repite el locutor con tono de preocupación.


El periodista asegura que se valen de todo para evitar que siga informando a través de Notipin las irregularidades que se presentan a todas las escalas en el gobierno nacional y local. Pide que con su familia no se metan. «Ninguno tiene responsabilidad, porque yo hago pública la situación que se vive en Venezuela».

Jéssika Ferrer / Corresponsalía Zulia.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: