Periodistas trujillanos marcharon por la libertad de expresión

La Fiscalía XIII del Ministerio Público recibió el documento y lo remitirá a la Fiscalía General de la República para que resguarde la integridad física de quienes protestan pacíficamente en las calles, e igual de los comunicadores sociales que cubren esos acontecimientos noticiosos.

Fue una categórica y entusiasta movilización de quienes aman y defienden la democracia y la libertad.

Masiva, entusiasta, contundente y categórica fue la movilización que los periodistas, reporteros gráficos, camarógrafos, locutores y otros trabajadores de los medios de comunicación social protagonizaron este lunes en Valera.

Por la avenida Bolívar se movilizaron desde la calle 6, frente a la Torre Unión, hasta arribar a la calle 16 donde está la Fiscalía XIII del Ministerio Público. Ahí consignaron el documento en defensa de la libertad de expresión, de pensamiento y de opinión, además de repudiar la implacable e ilegal represión contra los venezolanos que de manera pacífica protestan en las calles y reclaman por la crisis económica que desmejoró sus condiciones de vida, al extremo de no conseguir alimentos ni medicinas.

Firmado por decenas de comunicadores sociales del estado Trujillo, el documento lo entregaron Jesús Segovia y Mayra Linares en manos de las fiscales auxiliares Mairelys Albornoz y Merlyn Torres, quienes indicaron que de inmediato lo remitirán a la Fiscalía General de la República, en Caracas.

En nombre del Colegio Nacional de Periodistas, Seccional Trujillo, solicitaron que haya oportuna y rápida respuesta, según lo establece el artículo 51 de la Carta Magna.

El gremio periodístico regional enfatizó en que el Ministerio Público debe resguardar la integridad física de quienes manifiestan pacíficamente, y también de los profesionales del periodismo que cubren esos acontecimientos noticiosos para mantener al pueblo informado en todo momento, lugar y circunstancia, tal cual lo prevén los artículos 57 y 58 de la Constitución Nacional.

Es un asunto que les preocupa enormemente, porque a lo largo y ancho del país, muchísimos profesionales de medios de difusión criollos y extranjeros han sido agredidos y robados por los uniformados de la Guardia Nacional, la Policía Nacional Bolivariana y los civiles armados pertenecientes a los “colectivos” del oficialismo.

Así lo han denunciado y documentado innumerables veces el Colegio Nacional de Periodistas, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, el Bloque de Prensa Venezolano y la Sociedad Interamericana de Prensa.

Quienes marcharon en Valera subrayaron que informar no es delito y opinar tampoco lo es, toda vez que la libertad de expresión es un derecho humano respetado y acatado en los países donde existe auténtica democracia, donde funciona el debido proceso y el Estado de Derecho, donde prevalece la autonomía, independencia y separación de los poderes públicos.

Asimismo, los comunicadores sociales ratificaron que es un deber, un derecho y una obligación informar de forma oportuna, veraz e imparcial, sin censura previa ni posterior, sin intimidación ni acoso de quienes ejercen el poder y abusan de tal ventaja.

Nota de Prensa.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: