Pobre Rey Momo: El estado Trujillo «celebra» carnaval sin agua y sin luz

Los trujillanos pierden la calma con la ausencia del vital líquido en sus hogares, el pago exhorbitante de camiones cisterna y la falta de respuestas oportunas de Hidroandes, mientras, para empeorar las cosas el servicio eléctrico viene y va, estos carnavales han sido los más precarios en servicios básicos.

Varios municipios del estado Trujillo se encuentran padeciendo día a día la sequía del agua potable, comunidades como Santa Cruz en Valera ya tienen 26 días sin agua, han salido a las calles a exigir el servicio, ya que es un beneficio esencial para la vida, la salud, la higiene y la alimentación, pero nada. Boconó y zonas cercanas pasan hasta cuatro días sin agua y solo es colocada de forma racionada por menos de dos horas.

El 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

La carretera del Eje Vial que conecta a varios municipios como Trujillo, Valera, Motatan, Monay, Boconó y más fue obstruida en protesta y los entes policiales atacaron con bombas lacrimogenas a los pobladores, situación que afectó a mujeres, niños y personas mayores, cercenando no solo el derecho a la libre protesta, si no a tener el recurso del agua potable.

*Estos carnavales no tienen bombas de agua, pero si velas*

Desde principios de febrero las linternas y velones no podían faltar en la casa de los trujillanos, los bajones intermitentes y los apagones empeoraron, apagones de hasta cuatro horas y electrodomésticos averiados son parte de los males del precario sistema eléctrico, estos carnavales han tenido su dosis de tinieblas.

Las comunidades afectadas por el mal funcionamiento del suministro eléctrico aún no saben las causas de los peligrosos bajones y de los apagones totales por sector, hasta ahora Corpoelec Trujillo no ha brindado declaraciones y tampoco ha guiado a sus usuarios con un calendario de regulación, este problema también afecta a las líneas telefónicas y al sistema de internet, dejando incomunicados y sin luz a los pobladores.

*¿Qué sucede en Trujillo?*

Varios apagones de gravedad han ocurrido en otros estados, pero no tan constantemente como acá, hablamos de un problema de estructura, de calidad de servicio, hablamos de que la empresa responsable aún no responde la causa de los déficit de luz, situación que acarrea problemas graves como inseguridad, averias de equipos electrónicos, fallas de las redes de comunicación, baja productividad laboral, academia y más.

Municipios como Trujillo capital, Valera, Boconó y sectores como La Puerta pueden tener de 10 a 20 bajones de voltaje por día, regresando a un nivel alto que suele quemar los equipos que no estén protegidos de la arremetida de la electricidad descontrolada, los apagones definitivos se registran a cualquier hora del día, destacando en Valera las horas nocturnas, donde sus habitantes ponen en peligro su integridad física y de sus propiedades, por lo que estos carnavales dejaron de ser una «celebración» al 100%.

Valera Noticias.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: