Trujillo entre apagones y bajones

El sistema eléctrico de la entidad andina ha sufrido un cambio radical desde que arrancó el mes de enero de este año, pero sin duda, en lo poco que va de febrero, lo intermitente y precario del servicio se ha transformado en una pesadilla para los trujillanos.

Más de diez bajones por día y apagones que pueden durar desde dos horas hasta seis es lo que golpea a municipios como La Puerta, que anoche se quedó en tinieblas y esta mañana se le fue restituido el sistema eléctrico, Trujillo capital no deja de tener cambios drásticos de voltaje, y en Boconó no solo la electricidad, sino que también las señales telefónicas se ven afectadas.

La carencia de luz eléctrica no solo afecta a los electrodomésticos, también al servicio de internet y a la seguridad ciudadana, la población lo ha llamado «racionamiento forzoso» y hasta ahora Corpoelec no se ha pronunciado.

La población sigue esperando una respuesta sobre la causa de estos problemas con el servicio eléctrico, y se mantienen expectantes ante declaraciones del ente responsable, que informe si tendrán un horario de racionamiento o si se detendrán estos fallos eléctricos.

Valera Noticias.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: