Adultos mayores conmemoran su día entre colas, desnutrición y humillaciones constantes

En la última década con pensiones y jubilaciones de pobreza y miseria sobre viven miles de adultos mayores en Venezuela.

La situación económica afecta gravemente a quienes en una época de su vida fueron el motor que impulsó el progreso en el país.

Hoy en pleno siglo XXI, los adultos mayores son parte de las estadísticas negativas de un país en retroceso, cuando mueren en los hospitales o inclusive en sus propias camas por no poder costear con su pensión los medicamentos necesarios para los tratamientos de problemas cardiacos.

La inflación ha golpeado duramente a este sector de la población que es muy vulnerable. Los adultos mayores, junto a la infancia han pasado a ser uno de los sectores más desprotegidos de la sociedad. Los jubilados venezolanos son un grupo que sufre particularmente la crisis económica y social que vive el país.

El viacrucis de tener el poco dinero que ganan en efectivo

Innumerables han sido las denuncias del trato que reciben los adultos mayores en los bancos: muchas veces no se les permite realizar el retiro completo de su dinero y además les pagan con billetes de baja denominación, pasan horas bajo la lluvia o el sol inclemente de la ciudad sentados en las orillas de las aceras a la espera de su turno en la taquilla bancaria.

Humillados cada mes cuando deben pernoctar en las largas colas, muchas veces desde la noche anterior para cobrar la pensión como parte de su beneficio; sin embargo en la actualidad ese monto irrisorio no alcanza ni siquiera para comprar un kilo de queso blanco, ni un carton de huevos.

Bajos de peso, con mareos constantes y hasta desmayos en plena vía publica debido a la mala calidad alimenticia de los abuelos, muchas veces solo logran alimentarse quizás dos o tal vez una sola vez al día sin suplir la calidad calórica que requieren para complementar la dieta alimentaria.

Una verdadera odisea viven los abuelos venezolanos en la actualidad, víctimas de las políticas erradas que deterioran la calidad de vida de los adultos mayores en Venezuela.

Jesús Quintero, CNP 23.851, SNTP 7.857.- Corresponsalía Mérida

Jesús Quintero

Corresponsal VN - Estado Mérida. Información, denuncias, problemas comunitarios y acciones positivas por la ciudad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: