Bandidos mueren tras cruce de disparos

Dos presuntos miembros del grupo delictivo “El Yordano” fallecieron a consecuencia de un procedimiento policial en el Kilómetro 23, parroquia Junín de la zona panamericana.

Yordano Cerrada. José Anderson Castellanos. Incautaron armas de fuego y una granada. Caserío donde sucedió el enfrentamiento.

“El Anderson” y “El Yordano” armados con escopetas y granada explosiva quedaron muertos en el caserío El Totumo del Kilómetro 23 al enfrentarse a las Fapet.

Por llamada al cuadrante los oficiales de la estación policial 3.1 de Sabana de Mendoza acudieron a la zona donde indicaron que se encontraban sospechosos efectuando disparos, en El Totumo, parroquia Junín del municipio Sucre ayer a las 8 de la mañana aproximadamente y cuando la comisión se acercaba, los recibieron a disparos.

El procedimiento policial desencadenó un enfrentamiento y persecución en el caserío y los sospechosos accionaban las armas de fuego contra los funcionarios y además arrojaron una granada explosiva de fabricación colombiana que afortunadamente no detonó.

Los oficiales de las Fapet debieron neutralizar a José Anderson Castellanos (36) alias “El Anderson” y Yordano Cerrada (28) alias “El Yordano” presunto líder de un grupo delictivo, los llevaron al Hospital José Vasallo Cortez donde fallecen. Los sospechosos estaban dedicados al cobro de vacuna, robo de ganado y extorsión en los municipios La Ceiba y Sucre, según boletín informativo de las Fapet.

Los cadáveres levantados luego de experticias del Cicpc ingresaron a la morgue de Valera a las 3pm de ayer; hasta el momento sólo se habían presentado allegados de José Castellanos y reclamaron el cuerpo.

Por otra parte voceros policiales indicaron que ambos fallecidos tuvieron antecedentes criminales. Castellanos tuvo cuentas con la ley en dos oportunidades mientras que Cerrada estuvo detenido tres veces.

Granada

El artificio explosivo presentó un disparo, se presume que los sospechosos quisieron hacerla detonar de esa manera pero no se les dio la jugada; entre tanto el Sebin se encargó de practicar la explosión controlada.

Diario de Los Andes.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: