Destituido por corrupto gerente del Central “Fabricio Ojeda”

Los gerentes que han dirigido la planta, todos han sido unos vulgares ladrones y corruptos

Por corrupto, pero protegido –como sucede siempre- por el silencio oficialista, fue destituido el gerente técnico del Central Azucarero “Fabricio Ojeda”, Franwil Antequera, a quien presuntamente le comprobaron sus propios compañeros de la revolución, estar incurso en el desvío y venta de miles de toneladas de azúcar a los distribuidores y comercializadores privados de este rubro en el estado Trujillo y en el interior del país.

La información la suministró Henry Pereira, presidente del partido Alianza Bravo Pueblo (ABP), en la entidad y dirigente social y comunitario en el municipio Motatán, lugar donde funciona la citada factoría que bajo la administración del mal llamado proceso revolucionario, ha tenido once (11) gerentes diferentes y tres nombres distintos (Central Motatán, Central Trujillo y Fabricio Ojeda”, que lo único que han hecho es robar y desvalijar a la empresa, en detrimento del pueblo motatanense.

Es lamentable que esta planta azucarera, hoy llamada “Fabricio Ojeda”, en homenaje a uno de los padres de la democracia venezolana, quien fue un hombre honesto, cabal y frontal en su lucha contra la corrupción – precisó el declarante- haya tenido la desgracia de ser de nuevo otra víctima de este flagelo que identifica al gobierno regional y nacional, que dirigen Henry Rangel Silva y Nicolás Maduro, respectivamente.

Lo lamentable en este caso –acotó- es que por disposición del gobernador Rangel Silva y la Corporación Venezolana del Azúcar (CVA-Azúcar”, desde el pasado mes de enero, fueron despedidos sin derecho a la defensa, más de 400 trabajadores, a los cuales les garantizaron que aceptaran el pago de las prestaciones sociales –por cierto muy calculadas- con el compromiso de reengancharlos a sus puestos de trabajo en 3 meses.

Trabajadores en el limbo

Sin embargo, ya han transcurrido 10 meses de esa oferta engañosa, estos humildes padres y madres de familia, siguen a la espera del llamado de la empresa, que ahora está inmersa en un nuevo escándalo de corrupción, con el agravante que no está produciendo un rubro indispensable para el pueblo, como lo es el azúcar, como consecuencia que los gerentes que han dirigido la planta, todos han sido unos vulgares ladrones y corruptos, sentenció para finalizar.

Diario El Tiempo

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: