Entre aguas servidas escuchan clases 120 niños de un kínder

Las maestras y los padres y representantes ya no recuerdan cuántas veces han solicitado se les atienda su denuncia: desde hace meses los 120 estudiantes, entre tres y seis años, del Colegio de Educación Inicial Doña Ana, en el sector Puntica ‘e Piedra, al norte de Maracaibo, escuchan clases entre aguas servidas por el colapso del drenaje.

El problema se agudizó poco a poco. Primero se taparon las cañerías de la institución y luego se rebosaron e innundaron los alrededores del plantel.

Para no perder el año escolar ni afectar la educación de los niños, se decidió impartirles clases fuera de la infraestructura. Pero las docente denuncian que el mal olor y los mosquitos y zancudos son ya insoportables.

Hoy en la mañana cerraron la avenida Milagro Norte para llamar la atención de la Zona Educativa, Hidrolago y la Gobernación. No obtuvieron respuestas. Los pequeños deberán continuar propensos a adquirir alguna enfermedad hasta que no se les solucione el problema.

Jessika Ferrer / Corresponsalía Zulia.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: