Feligresía rechaza actitudes de sacerdote en El Alto de Escuque

La comunidad católica apostólica de la población de El Alto de Escuque rechaza categóricamente las actitudes del sacerdote Fermín de Santiago, quien se ha ganado el desprecio de esta comunidad, especialmente de la juventud que hace vida activa en dicho sector.

Jhony Rivero joven comerciante afirma que “el cura Fermín con sus actos ha logrado que la mayoría de la juventud lo ignore en su totalidad, pues sus actos nada cristianos lo convirtieron en una persona con poca credibilidad y aceptación”.

Asegura Rivero que es primera vez que a El Alto de Escuque llega un sacerdote que se expresa mal de la sana juventud que habita en el pueblo, se sirve de las misas para menospreciar a los jóvenes que solamente colaboran con las actividades culturales y deportivas que se desarrollan de manera autogestionaria.

 

Homofobia

Por otra parte José Provenzally indicó que es tan grave la situación con dicho párroco que hasta actitudes homofóbicas demuestra hacia quienes organizan actividades culturales donde se realizan bailes por solo ver a hombres efectuando danzas, un arte que es común en el mundo.

Provenzally dijo “recientemente celebramos la fiestas patronales en honor a nuestra Patrona Santa Rosalía de Palermo, que gracias a los colaboradores del pueblo se hicieron exitosamente y al cual éste Padre lo que hizo fue obstaculizar todos los eventos.

 

Maltrato e Inmoral

Manuel Araujo por su parte dijo que este cura ha optado por maltratar a los niños y niñas que reciben clases de catecismo tratándolos de una manera grosera y manipuladora creando psicosis emocionales en los infantes.

De igual manera Manuel Araujo denunció que el sacerdote Fermín de Santiago se ha visto envuelto en una relación no muy amigable con una dama del sector con quien la han visto en varias oportunidades en escenas inmorales propias de un humano que no reside como líder de la iglesia católica.

Para finalizar los declarantes concluyen que debido a estos actos bochornosos la feligresía se ha alejado de la iglesia, las misas ya no cuentan con los fieles que abarrotaban la sede de Santa Rosalía del Palermo e invitan a la Curia a tomar cartas en este asunto y están dispuestos a mostrar testimonios y pruebas en contra de Fermin de Santiago, de lo contrario los feligreses están dispuestos a tomar la Conferencia Episcopal Venezolana en la ciudad de Caracas y denunciar al sacerdote.

Alberto B. Durán.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: