Flor de Patria FC espera pronunciamiento de la Federación Venezolana de Fútbol

El Código de Ética de la Federación Venezolana de Fútbol, en su Capítulo VIII, artículo 99, expresa que La retirada del terreno de juego de un equipo se entenderá comprendida en este artículo, aunque se realice saliendo los jugadores de uno en uno, sin permiso del árbitro, o por expulsión ordenada por el mismo, o cuando el número de los mismos sea inferior a ocho jugadores”.

La divisa de Flor de Patria FC sigue en espera de una respuesta por parte de la Federación Venezolana de Fútbol por los incidentes ocurridos el pasado miércoles en el estadio “José Alberto Pérez” de Valera, mientras se disputada la jornada reprogramada 1 de nuestro club y el Deportivo Táchira, donde ocurrió que el conjunto tachirense quedó con inferioridad numérica por recibir 5 tarjetas rojas, quedando con 6 jugadoras.

Ante un hecho de esta índole, el reglamento es claro y perjudica al equipo de Deportivo Táchira por las acciones ante la terna arbitral del compromiso.

Dicho artículo también especifica que “El equipo que se retire del terreno de juego una vez comenzado éste, impidiendo con ello su terminación, se le considerará que ha perdido el encuentro”.

Todo esto después de que se pitara un penal claro sobre Petra Cabrera, lo que desató ira por parte de las representantes de la institución tachirense, quienes agredieron al principal física y verbalmente.  Este hecho generó que José Uzcategui expulsara varias 4 jugadoras para que Táchira llegara a 5 expulsiones.

Cabe destacar que las jugadoras del conjunto visitante fueron partidarias de un juego brusco desde el pitazo inicial. Prueba de ello, nuestra atleta Paoli Cabrera salió lesionada apenas a los cinco minutos del compromiso por una patada del rival.

Además, recibieron 5 tarjetas amarillas en el primer tiempo, de las cuales dos las recibió una misma jugadora, saliendo expulsada en apenas 36 minutos de juego.

Por su parte, el equipo Flor de Patria FC cumplió con lo reglamentario ante la Federación para que se lleve a cabo un partido de fútbol, tal como efectivos policiales, protección civil y unidad de ambulancia. Tal así que el cuarteto arbitral del partido salió del estadio custodiado por la Policía Nacional Bolivariana.

El delegado de la Federación Venezolana de Fútbol, junto a los de ambas escuadras, constató que esto fuera así y dio la autorización para que se realizara el partido, pues había efectivos de la Policía Nacional Bolivariana, Guardia Nacional y seguridad interna del Instituto Regional de Deporte del Estado Trujillo.

Con todo esto, el club espera el pronunciamiento oficial de la FVF que esté atajado al reglamento del Código de Ética y que tome las medidas necesarias ante este lamentable hecho, del cual la institución cafetalera no es partidaria.

Nota de Prensa.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: