La Unesco premió al país en 2017

Los cantos de arreo se alzaron como Patrimonio Cultural Inmaterial

Foto: Cortesia.-

Han pasado poco más de dos semanas desde que Venezuela fue nuevamente reconocida por la Unesco desde la isla Jejú, en Corea del Sur.

Los cantos de trabajo del Llano colombo-venezolano, tradición que acumula 400 años de historia y que se basa, principalmente, en la forma como el hombre le canta a la vaca para ordeñarla y alentarla durante largos recorridos, logró obtener el título de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, sexto reconocimiento de este tipo que se recibe de manera consecutiva desde 2012.

Los Diablos Danzantes de Corpus Christi, con sus 11 cofradías, fueron las primeras en ostentar la orden que trajo consigo la aplicación de programas culturales y medidas de salvaguardia.

La Parranda de San Pedro y la Promesa de la Esclava María Ignacia le siguieron en 2013, junto a la tradición oral del Pueblo Mapoyo, comunidad indígena ubicada en el estado Bolívar que en 2014 encontró medidas para proteger la continuidad de su lengua, de las más antiguas en todo el país.

En 2015 fue el turno para los conocedores del cultivo y procesamiento del tejido curagua -del estado Monagas-, y en 2016 le tocó a los Carnavales de El Callao, fiesta con más de un centenario de historia que en febrero de cada año engalana al estado Bolívar.

Estos logros son producto del trabajo del Centro de la Diversidad Cultural y las comunidades vinculadas con cada tradición, quienes trabajan por más de un año en la elaboración de los expedientes y el estudio de campo.

“Las declaraciones de la Unesco son el resultado de una labor que va a la raíz de nuestra cultura. Venezuela tiene mucho qué ofrecer, y nuestra labor como pueblo es procurar que el mundo conozca lo que tenemos”, dijo el presidente del Centro de la Diversidad Cultural, Benito Irady.

Patrimonios materiales. La Unesco ha declarado Patrimonio de la Humanidad a dos ciudades coloniales, un destino natural y una estructura arquitectónica venezolana. En 1993, las ciudades de Coro y La Vela (estado Falcón) lo lograron por sus estructuras tan similares al estilo holandés y español de finales del siglo XIX.

Un año después se enaltecieron las bellezas del Parque Nacional Canaima (estado Bolívar), “una de las maravillas naturales de la creación”, refirió la organización. Y en el 2000 fue el turno de la Universidad Central de Venezuela, fundada en 1721 y reconocida por su arquitectura, arte y modernidad.

Otros Patrimonios Culturales

Otras manifestaciones como el punto cubano o guajiro, que data del siglo XVII y que se basa principalmente en la declamación de poesía con origen canario o andaluz al ritmo de una guitarra, así como los recorridos rituales en la ciudad de La Paz, en Bolivia, específicamente durante la Feria de la Alasita, fueron declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en Latinoamérica este año.

ÙN.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: