Marchita la avenida Bolivariana por el abandono

Entre maleza y descuido se ha ido marchitando la Avenida Bolivariana con apenas 16 años, cuando deberían florecer sus mejores pétalos

En el año 2002 el gobierno regional dejó huella con la obra vial para el municipio Valera, como fue la avenida Bolivariana, que junto al Foro y Domo Bolivariano fueron emblemáticas e innovadoras.

Los tres espacios tuvieron trascendencia para las masas, puesto que por motivos recreativos, deportivos, musicales, infantiles y hasta comerciales, se han aprovechado para múltiples eventos.

El Día del Niño tenía su cita en la Bolivariana, las ferias de alimentos igual, es la pista de ciclismo en convocatorias municipales, regionales y nacionales, tarimas con artistas se colocan allí y también concentra eventos políticos, por ello no queda duda de la vivacidad que le dio esta arteria vial, a la ciudad.

Marchita y abandonada está la Bolivariana

Pero al volver la cara sobre la avenida Bolivariana, la muchachita de 16 años, su rostro no es el mejor para ser tan joven y próspera, en la pujante ciudad y ubicada en la falda de una de sus famosas colinas.

La Bolivariana enlaza las calles desde la 17 hasta la 21 de la ciudad, paralela a la corta avenida 3 y la famosa 4 y ademas da paso directo al viaducto José Antonio Páez, puerta de la urbanización La Beatriz.

Poco se acuerdan de la muchachita, sólo para desfiles retocan su rostro y en uno que otro evento de relevancia la visten de seda y lino, limitando su belleza a dos o tres veces por año. Mientras tanto el valerano de a pie, forzado a caminar por falta de transporte, cruza sus caminos enmontados, de parajes marchitos y descuidados y sus monumentos envejecidos.

El famoso avión al costado sur perdió su esplendor, por las noches ni se distingue; los árboles que antes adornaban las aceras para cobijar a los deportistas ahora se «comen» las líneas de electricidad que debiera hacer funcionar los postes, pero no es así.

Su majestuosidad perdió color y luz

El rincón para desarrollar la musculatura se encuentra entre maleza y ya nadie posa para la foto junto a la obra con el nombre de la ciudad, sin color ni luz.

Sólo unos cuantos semáforos funcionan, los vehículos dejan a la suerte el paso a los peatones porque son pocos los conductores que respetan el paso.

Aunque el servicio de agua potable no forma parte de la obra que nos ocupa, hay que comentar que puede pasar un mes sin que en esa zona haya distribución de agua.

¿Quién podrá embellecer a la muchacha de 16 años, vestirla de seda, iluminarla y cuidar siempre su rostro marchito?

Valera Noticias.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: