María dejó huellas en Manatí

(Manatí, Puerto Rico) A un mes de que se cumpla el segundo año del paso del huracán María por la Isla, hay comunidades que aún recuerdan ese 20 de septiembre de 2017 como uno de los peores que hayan vivido en su vida. Tal es el caso de los residentes en la carretera 6684 del municipio conocido como La Atenas de Puerto Rico. Su comunidad, cercana a la Reserva Natural Hacienda La Esperanza, fue afectada por las fuertes lluvias y las marejadas ciclónicas que provocaron graves inundaciones en las casas y también daños fatales en el mangle que forma parte de la reserva. Alrededor de cinco hogares quedaron incomunicados y otros dos desaparecieron debido a los golpes de aguas.

Para Sonia Candelaria el ciclón fue “devastador, tenebroso y el más fuerte que jamás he visto”. Para la ex maestra de inglés, “fue difícil dejar mi casa, mi comunidad, mi pueblo y mi isla. Fue dejar mi corazón en un lugar donde ha vivido por toda su vida”, expresó en entrevista telefónica.

Candelaria, de 57 años, dejó el país el 8 de octubre rumbo a Texas, donde la esperaban sus hermanas. Desde allá, solo le quedan memorias de su vida en el municipio de manatí al norte de Puerto Rico. 

Las marejadas ciclónicas en la Poza de las Mujeres, uno de los atractivos de la Reserva Natural, destruyeron las grandes dunas que protegían la costa. El agua salada y el agua de la lluvia se impusieron en la comunidad y provocó daños en las casas, vehículos, carreteras y en la poca agricultura que residentes comenzaron. El 29 de septiembre, a 9 días del paso del huracán, el municipio continuaba incomunicado y un centro de ayuda se estableció en un centro deportivo del pueblo.

Actualmente, la Poza de las Mujeres, la Playa de la Esperanza y la Cueva de las Golondrinas, dentro de la reserva, están aptas para recibir visitantes, pero no con la misma bienvenida. La carretera desaparecida, caminos de arenas, árboles muertos y casas abandonadas son parte del paisaje que se pueden ver en el espacio natural que ofrece la Ciudad Metropolitana.

Por: Abdiel Bonilla
www.twitter.com/AbdielBonillaPR / abdielbonillapr@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: