Merideños quemaron a Judas este Domingo de Resurrección

Como es costumbre cada Domingo de Resurrección se realiza la tradicional quema de Judas, y en diferentes parroquias merideñas los ciudadanos representaron a diferentes personajes de la política nacional.

Es importante resaltar que esta gran tradición posee un significado simbólico de justicia popular, ya que gracias a esta manifestación cultural la voz del pueblo se manifiesta y revela sus disgustos e incomodidades en cuanto a los hechos ocurridos en el ámbito político, conductas de personalidades públicas y del Estado, al mismo tiempo cierra la cuaresma para asegurar su resurrección el siguiente año.

 

El motivo principal de la Quema de Judas es rememorar la tradición de Judas a Cristo, y emblemáticamente se refiere a la costumbre de la figura elegida para personificar a Judas, al poblado o comunidad.

 

Para esta tradición correspondiente a la Semana Santa, se elabora un muñeco con telas, repleto con fuegos artificiales que han sido reunidos gracias a la colaboración de las personas que participan en cada una de sus comunidades; dichos fuegos artificiales son detonados cuando el Judas es ahorcado y quemado.

 

Se da inicio a la tradicional ceremonia cuando es elegida la persona de la comunidad que sea considerada por sus aversiones una amenaza para toda la colectividad y que sea merecedora del menosprecio y demás bromas.

 

Después de escogido el personaje anteriormente descrito, se comienza a transcribir un testamento, que de manera irónica señalará al Judas, relatando una síntesis de su vida y acciones, de sus errores y que por término manifiesta los deseos finales del individuo.

 

Jesús Quintero, CNP 23.851 SNTP 8.757 / Corresponsalía Mérida.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: