OEA enviará delegación a Perú tras pedirlo del presidente Kuczynsk

Kuczynski transmitió la «profunda preocupación» de su Ejecutivo por «unos hechos» que «afectan a la estabilidad democrática» y citó «el intento de destituir a tres miembros del Tribunal Constitucional» y «al fiscal de la Nación», así como el propio procedimiento de destitución contra él

Foto: Cortesia.-

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció hoy que enviará una delegación a Perú para «observar la situación política» después de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski se lo pidiera ante el proceso de destitución que afronta esta semana.

«Estamos ajustando detalles para el envío de una delegación de la OEA a Perú, según la invitación del Gobierno para hacer un seguimiento de la actual situación política», expresó Almagro en una publicación en su cuenta de la red social Twitter, donde adjuntó una copia de la carta enviada por el mandatario peruano, informó Efe.

En la epístola, Kuczynski transmitió la «profunda preocupación» de su Ejecutivo por «unos hechos» que «afectan a la estabilidad democrática» y citó «el intento de destituir a tres miembros del Tribunal Constitucional» y «al fiscal de la Nación», así como el propio procedimiento de destitución contra él.

En palabras del presidente, refiriéndose a los artículos 17 y 18 de la Constitución peruana, estos acontecimientos «atentan contra la institucionalidad democrática y el legítimo ejercicio del poder».

Kuczynski incidió, sobre todo, en que la observación de la OEA realice «especialmente» un seguimiento del proceso de destitución de su cargo, que se desarrollará este jueves.

Esta petición y la reacción de Almagro se enmarcan en un contexto en el que el mandatario fue acusado por el Congreso del país de tratar de ocultar consultorías de su empresa Westfield Capital a Odebrecht por las que la constructora brasileña pagó más de 782.000 dólares entre 2004 y 2007, período en el que Kuczynski era ministro en el Gobierno de Alejandro Toledo.

El Congreso de Perú escuchará este jueves la defensa del presidente Kuczynski ante el pedido de vacancia (destitución) presidencial que promueve la oposición política, tras lo cual debatirá y votará si acepta esa medida extrema por «incapacidad moral permanente».

LEALTAD AL PRESIDENTE

El primer vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, expresó hoy su lealtad al mandatario peruano, Pedro Pablo Kuczynski, tras retornar al país para reunirse con el Ejecutivo en Palacio de Gobierno.

«Manifiesto toda mi lealtad que tengo con el presidente y con la plancha (fórmula presidencial), la cual conformo», dijo Vizcarra a los periodistas a la salida de su casa en Lima, escasas horas después de haber llegado de Canadá, donde se desempeña como embajador, reseñó Efe.

El vicepresidente explicó que retornó al país a pedido del mandatario para tener una conversación con él y participar en el Consejo de Ministros que se celebrará hoy en Palacio de Gobierno.

«Esta semana (Kuczynski) me pidió que retorne el día de hoy, primero para escucharlo y esperar que se aclaren todas las dudas, estoy yendo ahora a Palacio», declaró Vizcarra.

El primer vicepresidente podría asumir la presidencia de Perú, en el caso de que Kuczynski sea destituido mañana por el Congreso, a raíz de los contratos que su empresa Westfield Capital firmó con la empresa brasileña Odebrecht entre 2004 y 2007, cuando formaba parte del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

«Espero que se aclaren todos los conceptos que generen duda en la población», agregó Vizcarra e hizo un llamado a la serenidad «porque las decisiones más importantes se toman serenos».

El vicepresidente reiteró su confianza en el gobernante y pidió que «prime el raciocinio y la cordura», en la sesión del Parlamento de mañana.

Ayer, el partido fujimorista Fuerza Popular, que domina el Congreso peruano, adelantó que apoyará a Vizcarra para que asuma la Presidencia del país, si el jueves se aprueba la destitución de Kuczynski. 

«Estoy seguro de que esta y las demás bancadas respetaremos el orden sucesorio que manda la Constitución y respaldaremos al primer vicepresidente de la República para que asuma el mando de la Nación», declaró el congresista Daniel Salaverry, portavoz legislativo de Fuerza Popular.

Para ser aprobado, el pedido de destitución requiere del voto de 87 legisladores y, en ese caso, la jefatura del Estado debería ser asumida por el primer vicepresidente Martín Vizcarra.

Si Vizcarra no acepta, la sucesión le corresponderá a la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, quien actualmente preside el Consejo de Ministros.

Si ninguno de los vicepresidentes asume la Presidencia, el titular del Congreso, que en este momento es el fujimorista Luis Galarreta, tendría que asumir el cargo y convocar de inmediato a nuevas elecciones generales, que se deben celebrar en el plazo máximo de un año.

REPROGRAMAR CITA CON LA FISCALÍA

 La lideresa del partido opositor Fuerza Popular, Keiko Fujimori, solicitó reprogramar la citación de la Fiscalía, fijada para hoy, para declarar sobre la investigación abierta por presunta financiación irregular de sus campañas electorales del 2011 y 2016, afirmó Efe.

La abogada de Fujimori, Giulliana Loza, presentó el pedido al Quinto Despacho de la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en delitos de Lavado de Activos debido a que no ha recibido una copia del expediente fiscal.

La letrada asumió la defensa de la excandidata presidencial el pasado 11 de diciembre y, según manifestó en el escrito publicado por la prensa, aún no ha podido revisar el expediente elaborado por el fiscal José Domingo Pérez.

Precisamente, el fiscal Pérez acudió el pasado lunes a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) para recoger documentación sobre los aportes que informó Fuerza Popular en las pasadas campañas y contrastarlos con las actividades sociales que el partido dijo haber realizado para financiarlas.

La semana pasada, Pérez dirigió el allanamiento de dos locales partidarios de Fuerza Popular en Lima para esclarecer los indicios de supuesta doble contabilidad en el partido.

El fiscal debe interrogar a Fujimori sobre la mención que hizo el empresario brasileño Marcelo Odebrecht de que asumía que su empresa también apoyó su campaña electoral, como lo hizo con otros candidatos presidenciales. 

Además, en los últimos días, la prensa presentó los testimonios de al menos dos personas que rechazaron haber aportado a la campaña de Fujimori, a pesar de que figuran como financistas.

El portavoz de Fuerza Popular en el Parlamento, Daniel Salaverry declaró ayer que han recibido información, de fuentes que no precisó, de que se estaría intentando «sembrar pruebas» en sus locales partidarios para justificar un pedido de prisión preventiva contra Keiko Fujimori.

Fuerza Popular es uno de los principales patrocinadores de un pedido de vacancia (destitución) del presidente Pedro Pablo Kucyznski por una «incapacidad moral permanente» por supuestamente haber tenido vínculos con Odebrecht.

No obstante, según reveló ayer un programa periodístico, Keiko Fujimori, siendo legisladora, votó en el 2008 en el Congreso peruano a favor de un informe legislativo que supuestamente benefició a Odebrecht.

La periodista Milagros Leiva mostró una copia del documento que, según remarcó, permitió que el Estado peruano aceptara incrementar en 600 millones de dólares el presupuesto para la construcción de la Carretera Interoceánica Sur, a cargo de Odebrecht.

 

EU.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: