¿Qué ocurrió en las cercanías a la naciente Mirabel?

Hay pobladores molestos y califican la intervención como ecocidio.
Fotos: Facebook Pedro Juárez
El terreno es de propiedad privada. Con permiso del Minec sembró maíz y caraota

El Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo dio permiso para la siembra de maíz y caraota, en 1,5 hectáreas de terreno cerca de la naciente de agua Mirabel de El Alto de Escuque, pero miembros de la comunidad califican la medida de ecocidio

Entre los vecinos de El Alto de Escuque, uno de los recursos naturales más preciados es la naciente de agua Mirabel, que tiene una medida de protección y además surte a parte del poblado y comunidades del municipio.

La semana pasada se cumplió la intervención autorizada por el Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo, para la siembra de 1,5 hectáreas de maíz y caraotas. Para ello maquinaria tipo D7 entró a la hacienda propiedad de Fany Canelones de Cestari hizo una deforestación de bajo impacto y se sembró maíz y caraota.

Pero un grupo importante de vecinos de El Alto, parroquia La Unión se dio cita en la prefectura para rechazar lo que califican como ecocidio. La reunión junto al legislador Jesús Abreu sirvió para explicar los términos del permiso, pero aún así la comunidad lo rechazó.

A través de la cuenta Facebook del reportero Pedro Juárez, habitante de la comunidad acompañó a una comisión del Concejo Municipal de Escuque hasta la hacienda, a realizar una inspección de la intervención y da a conocer parte de la afectación e impacto ambiental de la intervención y que se comparten a continuación, pero con mayores detalles está en la mencionada cuenta personal de Pedro Juárez.

Consideran que es un daño con consecuencias negativas para la naciente Mirabel; pero en declaraciones hecha por la propietaria del terreno a Diario El Tiempo no hay riesgo para la laguna y todo se hizo según el permiso del Minec.

De igual manera Silvio Abreu en nombre del Frente Ambientalista Padre Reupa y Madre Chaseugn declara a Valera Noticias que la laguna Mirabel está protegida, y la siembra de maíz y caraota no tienen impacto negativo para ella sino por el contrario a favor. A su juicio hay una campaña de descrédito hacia el legislador Abreu porque creen que es el dueño del terreno intervenido, y ese punto ya fue aclarado.

Entre tanto la comunidad de El Alto tiene maneras de elevar su descontento y acudir ante las instancias legales, si así lo consideran pensando en la preservación de la naciente de agua.

Patricia Araujo

Corresponsal de Comunidad Valera estado Trujillo Premio Municipal de Periodismo Pompeyo Oliva 2019 Estamos para servir. Contáctanos patriciaperiodistavalera@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: