Vicerrector Administrativo de la ULA se reunió con los gremios del NURR

Autoridades aclararon dudas de los trabajadores universitarios quienes hicieron propuestas para mejorar el servicio de previsión de los ulandinos

En reunión con los gremios activos del Núcleo Universitario Rafael Rangel de la Universidad de Los Andes, el vicerrector administrativo de la ULA, Manuel Aranguren, en conjunto con el vicerrector decano del NURR, Heber Lobo, y demás autoridades del núcleo; discutieron y aclararon dudas con respecto al Plan Integral de Salud 2018.

La reunión convocada para el pasado viernes a las 10 de la mañana se llevó a cabo en la Casa Carmona del NURR ULA, en ella participaron los representantes de la APULA, SIPRULA, SOULA y demás gremios que hacen vida activa en la Villa Universitaria y demás extensiones, quienes se mostraron preocupados por el servicio de previsión.

 

Puntos aclaratorios

Los agremiados manifestaron con preocupación que las clínicas del estado que trabajan con el seguro de la ULA  están cobrando un deducible de 200 mil bolívares al afiliado al momento de ingresar al centro de salud, dicho deducible que debe financiar la universidad según lo establecido en el Plan Integral de salud vigente (2017).

Al respecto, el presidente de la Asociación de Profesores de la ULA-IPP Trujillo, Johny Humbría, expresó que en las clínicas afiliadas hubo una confusión de gremios; “desde el Instituto de Previsión del Profesorado informaron a las clínicas con convenio ULA, que la institución ya no financiaría el deducible, por lo que estas asumieron que aplicaba para todos los gremios”, aclaró.

El IPP-ULA administraba un deducible de 200 mil bsf, conforme a lo establecido en el Plan de Salud Integral 2017; con la implementación del nuevo Sistema Integral de Salud del Ministerio de Educación Universitaria Ciencia y Tecnología (SISMEU), el IPP dejó de administrar el mencionado recurso que ahora debe ser cancelado por el afiliado al momento de ingresar al centro de salud.

 

Demandas y propuestas

En la misma reunión, representantes de los gremios de la ULA, informaron que el SISMEU “no tiene la data de la ULA”; dicha afirmación preocupó a las autoridades y agremiados quienes propusieron asignar un grupo de delegados para solucionar la situación.

Otro tema en discusión fue las condiciones de infraestructura del Centro de Asistencia Médica Integral de la ULA (CAMIULA), sede que está ubicada en el sector La Morita de Trujillo, la cual no cuenta con laboratorios capacitados para realizarse exámenes médicos ni Rayos X.

De acuerdo a las demandas, el vicerrector decano del NURR, Heber Lobo, informó que ya están aprobados los recursos para construir una segunda fase para CAMIULA pero que no hay presupuesto para asignar nuevos cargos.

 

 Respuestas

Luego de escuchar con detenimiento todas las demandas y problemáticas de los agremiados, el vicerrector administrativo de la ULA, Manuel Aranguren, explicó que la situación por la que atraviesa el servicio de salud de la universidad es casi la misma que presentan la mayoría de las universidades y que esto es consecuencia de la situación país.

Recalcó que están conscientes de las precarias condiciones del NURR en cuanto a salud para sus trabajadores y que paulatinamente se atenderá a cada problemática, siempre y cuando se aprueben y lleguen los recursos para hacerlo.

Aranguren tomó nota de todas las quejas, exigencias y propuestas de los gremios asistentes y aseguró que serán discutidas en Consejo Universitario de la corriente semana para buscar soluciones viables a las necesidades del NURR.

Nota de Prensa.-

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: